Una nueva apuesta por la música

Una nueva apuesta por la música

Se acaba de clausurar el I Congreso de Conservatorios Profesionales de Música de la Generalitat, celebrado en Torrent. Estos profesionales, junto con la Consellera de Educación, formación y empleo, se han comprometido a apostar por una mayor presencia de la música en el sistema educativo actual a través de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa. La propia consellera ha indicado a la prensa que se pretende incluir una mayor presencia de este arte en todas las etapas educativas como una herramienta contra el fracaso escolar, aunque lo que ha plasmado de manera explícita es que se va a recuperar esta asignatura, la música, dentro de la modalidad del bachillerato de artes.

Por último, la Consellera ha indicado que la última Evaluación Diagnóstica realizada en la Comunitat “han demostrado que los alumnos que dedican dos o más horas semanales a la música mejoran notablemente sus resultados en las competencias lingüística y matemática”. Educación trabaja este curso con tres centros públicos en un proyecto pionero denominado ‘Proyecto AMURE’, para estudiar el efecto positivo de la música en los resultados académicos de aquellos alumnos que reciben clases musicales durante la semana. Además, recientemente se ha aprobado una línea de ayudas de 300.000 euros para los centros que decidan incluir actividades musicales en el aula para mejorar el rendimiento.

Por una parte parece una buena noticia, y lo es. Sin embargo, como siempre, debemos ser un poco críticos con este tipo de noticias. Primero, y ya dicho más arriba: Explicitamente habla de incluir la música en el bachillerato de artes. Mi comentario es: “Gran momento para incluir la música…¿en la adolescencia? Bien, nunca es tarde”. Por otro lado me huele raro eso de…mejorar el rendimiento. Realmente no sé como se está llevando a cabo el proyecto AMURE, pero independientemente de eso, la música debería tener su sitio propio, por sus propias características, por sus propios beneficios, por sus propias consecuencias…sin tener que vender aspectos que dificilmente se podrán comprobar (cualquier estadístico os lo podrá decir).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio